El jefe de las Expediciones Científicas, Guillem Chacon, regresa a Catalunya para el Seminario Internacional

Los grandes de América del Rescate y la Rehabilitación de Fauna llegan a Catalunya y València en Abril de 2015

Guillem Chacon Cabas. Catalunya. 

 

El jefe de las expediciones científicas del siglo regresa a su país, Catalunya, acompañado de los grandes del rescate de la fauna en América. 


Guillem Chacon sigue la esencia del naturalismo romántico, el comprometido con la fauna hasta los límites del riesgo personal y la vocación por ayudar a las comunidades y etnias que viven aún, en su medio. Siempre dijo “desconfio de los que dicen defender la naturaleza mientras pisan los pueblos y la cultura”, quizá por eso lo demostró defendiendo su tierra, Catalunya, antes de recorrer el planeta selva a selva. Y así, casi sin darse cuenta, ideó el Institut de Biodiversitat Tropical desde muy joven. Lo puso a volar hace 17 años y es ahora cuando regresa a la investigación, capitaneando diversas exploraciones científicas, tras el éxito de la Expedición Científica del siglo, al Yasuní (Amazonas de Ecuador) el año pasado. 200 personas de 26 países durante dos meses. Algo inédito en la historia de las expediciones científicas. Y vienen muchas más...


Guillem Chacon Cabas es naturalista, siempre fue naturalista, y particularmente, ornitólogo. Actividad que inicio a los 13 años siendo ya anillador de aves experto a los 17. Su compromiso con la cultura y los países oprimidos le causó graves estragos desde siempre. Cuando era el director del Centre Català d’Ornitologia solicitó amablemente a la Sociedad Española de Ornitología que las jornadas ornitológicas españolas pasaran a llamarse “ibéricas” o algún concepto que respetará la realidad cultural y nacional. Pero no, negativa tras negativa de la cortesía se pasó al enfrentamiento, incluso personal. Guillem fue expulsado de la SEO, con el argumento de la observación de una especie presuntamente errónea más de 20 años atrás, en su niñez. Para el, eso no fue nada, Guillem que ya sabía incluso lo que era la tortura física en manos de la policía española por defender la identidad de un pueblo vivió algo realmente demoledor. Su Escuela de Natura, la única que ofrecía conocer –y gratuitamente- la naturaleza en catalán, el idioma de los niños del lugar (“la Franja de Ponent”) era destruida en un atentado, quedando solo ruinas, cenizas y simbología fascista en las paredes.

Mientras resistía la represión de los intransigentes, en Catalunya, en cambio, el mundo cultural y científico lo arropaba. Guillem Chacon se incorporó al Consejo Directivo de la institución académica más prestigiosa de su país, la centenaria Institució Catalana d’Història Natural del Institut d’Estudis Catalans. Mientras la adhesión se multiplicó en su tierra: desde la Societat Catalana d’Educació Ambiental hasta el Ayuntamiento de Barcelona y la red de municipios, sumándose todas las entidades culturales, científicas y naturalistas. El apoyo llegó al Parlamento de Catalunya y finalmente al Parlamento Europeo. Donde Guillem llegó para denunciar públicamente –y ganarse más enemigos- el atentado a los derechos humanos, culturales y lingüísticos que sufre su tierra. 

Intervención de Guillem Chacon en el Parlamento Europeo (Estrasburgo) en 2005
Intervención de Guillem Chacon en el Parlamento Europeo (Estrasburgo) en 2005

Nada lo frenó. Desde entonces cada ataque se ha transformado en un acicate para avanzar. En 2003 era destruida su escuela y en 2003, como el ave Fénix, inauguraba, con el apoyo del Gobierno de Catalunya, la Universitat Catalana d’Estiu de Ciències de la Natura (UCEcn) y la Oficina Catalana de Bioturismo y, en ella, la primera oficina de turismo ornitológico del Sur de Europa.

La sede de la UCEcn, el Monasterio Cisterciense de Avinganya, del siglo XI
La sede de la UCEcn, el Monasterio Cisterciense de Avinganya, del siglo XI

Por supuesto hizo realidad su proyecto y en 1997 coordinó el primer fórum del Turismo Ornitológico (Birding) de las tierras catalanas, diez años más tarde un congreso de la misma temática e incluso el primer seminario de turismo de mariposas y desde entonces hasta el presente, en el que supervisa en decenas de países una veintena de seminarios internacionales al año con los mejores expertos del mundo en fauna.

 

Motivado por la formación de jóvenes naturalistas, en el seno de la UCEcn creo los “Campus Internacionales de la Biodiversidad”. El primero, donde había desaparecido su escuela, pero también en el Alguer (isla de Cerdeña) y en el Delta del Ebro. En ese marco ávido de compartir experiencias se sucedía el intercambio de expertos y estudiantes del Trópico hacia Catalunya y viceversa y el proyecto del Institut de Biodiversitat Tropical, que había empezado tímidamente, se expandió solo, boca a boca, hasta la actualidad, en la que el IBT está presente en 39 países, tiene una red neotropical de reservas y cerca de veinte estaciones biológicas, está conformando su propia estructura mundial de centros de rehabilitación de fauna y su propia universidad, la Universidad Internacional de la Biodiversidad Tropical, que en 2016 permitirá que cientos de estudiantes y expertos obtengan sus titulaciones en Catalunya y en diferentes campus americanos.

Guillem Chacon inaugurando en Yasuní la Expedición Científica junto a Martí Boada, Jordina Belmonte (directora ICTA), Miguel A. Rodríguez (Director EB Yasuní) y José Narváez (Director Parque Nacional Yasuní)
Guillem Chacon inaugurando en Yasuní la Expedición Científica junto a Martí Boada, Jordina Belmonte (directora ICTA), Miguel A. Rodríguez (Director EB Yasuní) y José Narváez (Director Parque Nacional Yasuní)

Guillem ha regresado a la investigación y fue el jefe de la Expedición Científica del siglo, la de Yasuní en 2014, el lugar de mayor biodiversidad del planeta. Acompañado de un espectacular abanico de profesores de la UB, la UAB, el ICTA (Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental) y universidades americanas como la PUCE.

Tras aquella revolución encabeza nuevas exploraciones que recorren enclaves como el Delta del Orinoco, el Delta del Okavango, el Amazonas de Bolivia o la Antártica.

Guillem Chacon condujo el periplo del Programa "Un món bestial" de TVC, el primero de esta televisión sobre naturaleza en el mundo.
Guillem Chacon condujo el periplo del Programa "Un món bestial" de TVC, el primero de esta televisión sobre naturaleza en el mundo.

Pasa el año cambiando cada diez días de país, para supervisar centros de rescate, relaciones con universidades y estamentos gubernamentales en pro de la naturaleza, proyectos con fauna y estaciones biológicas en todo el mundo. Gracias a su labor cientos de estudiantes y jóvenes investigadores reciben cada año apoyo, becas, voluntariados remunerados y opciones laborales.  

 

Y todo gracias al idealismo de este ornitólogo. Este naturalista que nos demuestra, con hechos, como el amor por la naturaleza, por las personas más desfavorecidas y, sobretodo, la perseverancia, son la mejor herramienta para hacer realidad los sueños y contribuir a un mundo mejor o, al menos, más favorable a la naturaleza.



Para celebrar el curso número 100 de Manejo de Fauna y Bioseguridad, realizado en dos años en 32 países y para agradecer el apoyo y la valoración de sus 2.000 participantes, el IBT celebrará en su tierra natal, Catalunya y València, sendos Seminarios Internacionales con algunas de las grandes referencias mundiales en Manejo, Rescate y Rehabilitación de Fauna: Fernando CortésLucy AmaroWilson MorenoAndrés Capdevielle, Roman Weikop, Héctor CardozoDaniel GarciaGuillermo S. Burnes y Guillem Chacon. Además de grandes expertos del Mediterráneo.

Escribir comentario

Comentarios: 0